Home / Blog / Los peligros del anhelo

Los peligros del anhelo

No somos conscientes de que el anhelo nos debilita. Cuando te enamoras y te haces dependiente de otra persona, ese hecho te coloca en una situación de intensa debilidad. A menudo no puedes tener a esa persona—o no de la manera que tú querrías— y esa desesperación ahuyenta aún más a la persona. Cuanto más la quieres amarrarar más se quiere escapar ella. Lo mismo ocurre cuando ansías un objetivo concreto en la vida. Cuanto más te abalanzas sobre él, cuanto más te obsesionas con el mismo, cuanto más lo necesitas emocionalmente, más se aleja.

Por ello es mucho más aconsejable controlar ese anhelo, sobre todo no obcecarte con el objeto de tu deseo. Haz todo lo que esté en tu mano por conseguirlo, y después desapégate de los resultados. Deja de pensar en ello a todas horas y deja de quejarte por no tenerlo aún. Practica la confianza, la paciencia y la perseverancia. Si eres capaz de llevarlo a cabo, terminará por materializarse… o algo mejor para ti. Y mientras tanto, agradece cada paso, cada flor en tu camino, cada dádiva del Universo. Camina  con devoción y alegría, y así conseguirás aprender el arte de florecer tú mismo como ser humano.

Sobre Mónica Esgueva

Check Also

El viaje del Despertar

Hoy os anunciamos un proyecto muy querido e ilusionante. Mónica acaba de publicar su primer …

5 comentarios

  1. Avatar

    Te felicito, tienes una percepción y una fluídez increíble, la mayoría de las cosas que escribes me hacen sentir identificada y me ayudan a crecer.

  2. Avatar

    Sabias palabras. Muchas gracias por añadir valor a nuestras vidas. Bendiciones.

  3. Avatar

    Yo he dejado ir a la persona que amo, y aunque duele en el alma, no hay otro camino que la aceptacion…
    Nadie es de nadie.

  4. Avatar

    estas palabra si que llegan al alma , es la pura verdad.

  5. Avatar
    Antonio Rusiñol Ruiz

    Perfecta definición de lo que yo considero que es el anhelar, sobre todo el Amor hacia la persona querida , que tiene el peligro de obsesionar , siendo contraproducente y como dices producir rechazo a quien amas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *