Home / Blog / “¿Cómo dejar de juzgar a los demás?” Nuevo artículo de Mónica en el periódico El Huffington Post

“¿Cómo dejar de juzgar a los demás?” Nuevo artículo de Mónica en el periódico El Huffington Post

juzgar

¿Cuántas veces te has formado una impresión de alguien, incluso antes de llegar a conocerle bien? ¿Cuántas veces personas que apenas te conocían te han juzgado? ¿Cuántas veces te has sentido mal porque fuiste juzgado o incomprendido?

Solemos creer que juzgamos en función de los comportamientos, acciones o lenguaje corporal; y además nos convencemos de que somos muy objetivos. No obstante, a menudo lo hacemos debido a nuestros propios miedos y experiencias pasadas. Proyectamos fuera lo que nos irrita y nos disgusta de nosotros mismos. Juzgamos porque no nos aceptamos ni nos queremos como somos, y a veces porque buscamos cambios que no somos capaces de llevar a cabo. A veces criticamos aquello que en realidad envidiamos.

La psicóloga y profesora de meditación Tara Brach suele contar la siguiente historia: imagínate que caminando por el bosque te encuentras con un perro pequeño que parece amigable. Te acercas a acariciarlo y, de repente, gruñe y trata de morderte. Ya no te parece tan amigable. Te entra miedo y posiblemente rabia. Empieza a soplar el viento, las hojas en el suelo vuelan y puedes observar cómo el perro tiene una de sus piernas atrapadas en una trampa. De repente sientes compasión por el perro. Ahora sabes por qué estaba tan agresivo: tenía dolor y probablemente sufría. ¿Qué podemos aprender de esta historia? La mayoría de las personas actúan de manera desagradable e incluso agresiva porque en realidad sufren por dentro y simplemente lo utilizan como mecanismo de defensa.

Juzgar a otros es un hábito que la mayoría tenemos y es poco sano para nosotros, como individuos y como sociedad. ¿Qué podemos hacer para cambiarlo?

  1. Evitar los estereotipos. Crean una gran cantidad de negatividad en el mundo y encierran a las personas en círculos asfixiantes. Trata de reconocer tus estereotipos y trabaja para evitarlos, no hay necesidad de contribuir a la negatividad colectiva.
  2. Tener Mindfulness. Aunque el juicio es un instinto natural, trata de poner atención plena y atraparte a ti mismo antes de hablar, de enviar ese correo electrónico desagradable y de hacer un potencial daño. Intenta reformular tu pensamiento crítico interno y ponerlo en positivo, o por lo menos, hacerlo neutro. Recuerda la historia del perro en la trampa, realmente no sabemos las razones del comportamiento de esa persona.
  3. Concentrarse en la propia vida. Qué más da lo que otras personas están haciendo o diciendo. Cuando uno está tratando de evitar sus propios problemas, es fácil criticar a los demás. Eso no soluciona nuestras dificultades ni nos saca de nuestros aprietos, recordémoslo.
  4. Pensar en cómo se puede sentir el otro. Ponte en sus zapatos y recuerda también cómo te sentiste la última vez que te juzgaron. Tratemos a los demás como nos gustaría que nos tratasen en todo momento.
  5. No juzgarnos. Estamos diseñados para la supervivencia. Cuando vemos a un perro (o una persona) que nos puede morder (literal o metafóricamente), nos sentimos amenazados, se dispara nuestro instinto para la lucha o la huida, y somos incapaces de ver las miles de razones posibles para el comportamiento de otra persona. Nos tensionamos y nos ponemos a la defensiva. Esta es una primera reacción normal, lo fundamental es ser consientes de ello para realizar una pausa antes de actuar, y así poder cambiar nuestro comportamiento.

Fuente: El Huffington Post

Autora: Mónica Esgueva

Sobre Mónica Esgueva

Mónica Esgueva

Mónica Esgueva es economista y trabaja como Coach profesional Madrid y por skype y es experta en Mindfulness. Es además la autora de… “MINDFULNESS“. (Planeta) 2016. “10 Claves Para Alcanzar Tus Sueños” ed. Oniro (Planeta).. 2015 “Mensajes para el alma” ed. Zenith (Planeta). 2014, “Los 3 pilares de la felicidad (Estrategias para hacer de tu mente tu mejor aliada)” ed. Oniro (Planeta). 2013, “Cuando Sea Feliz”, ed. Urano (en España y en Latinoamérica). 2011 y “Donde pueda rozar tu corazón” ed. Luciérnaga (Planeta). 2012. Sigueme en Google+

Check Also

¡MINDFULNESS en la lista de MÁS vendidos por 6ª vez!

Con  gran alegría compartimos la sorpresa de saber que el libro de Mónica MINDFULNESS ha …

2 comentarios

  1. Antonio Rusiñol Ruiz

    Magistral artículo Mónica,me toca en diversos puntos, sobre la negatividad que causa el estereotipo,parece como si al ser de una manera se atraigan.Uno sabe que no es de la manera que lo miran,pero un desliz,un acto ya te encasilla. En donde no deberías estar,pero esto es una costumbre muy arraigada y fácil de seguir realizando.eel punto 5 es esencial para ir corrigiendo,gracias por tu sabiduría,y todo en tí de bueno,un abrazo con todo mi aprecio.

  2. Hola Mónica. Estoy totalemnte de acuerdo con este articulo. Los juicios que emitimos a los demás, no solo no se acercan a la realidad en la mayoría de los casos sino que, contribuyen a un negatividad colectiva que nos dificulta el progreso. Tomo nota de tus indicaciones para intentar evitarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *